sábado, 23 de abril de 2011

Sábado Santo

De una antigua Homilía sobre el santo y grandioso Sábado
(PG 43, 439. 451. 462-463)

EL DESCENSO DEL SEÑOR A LA REGIÓN DE LOS MUERTOS

¿Qué es lo que pasa? Un gran silencio se cierne hoy sobre la tierra; un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio, porque el Rey está durmiendo; la tierra está temerosa Y no se atreve a moverse, porque el Dios hecho hombre se ha dormido Y ha despertado a los que dormían desde hace siglos. El Dios hecho hombre ha muerto y ha puesto en movimiento a la región de los muertos.

En primer lugar, va a buscar a nuestro primer padre, como a la oveja perdida. Quiere visitar a los que yacen sumergidos en las tinieblas y en las sombras de la muerte; Dios y su Hijo van a liberar de los dolores de la muerte a Adán, que está cautivo, y a Eva, que está cautiva con él.

El Señor hace su entrada donde están ellos, llevando en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo, Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de estupor, exclama, dirigiéndose a todos: «Mi Señor está con todos vosotros.» Y responde Cristo a Adán: «y con tu espíritu.» Y, tomándolo de la mano, lo levanta, diciéndole: «Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos y te iluminará Cristo.

Yo soy tu Dios, que por ti me hice hijo tuyo, por ti y por todos estos que habían de nacer de ti; digo, ahora, y ordeno a todos los que estaban en cadenas: "Salid", y a los que estaban en tinieblas: "Sed iluminados", Y a los que estaban adormilados: "Levantaos."

Yo te lo mando: Despierta, tú que duermes; porque yo no te he creado para que estuvieras preso en la región de los muertos. Levántate de entre los muertos; yo soy la vida de los que han muerto. Levántate, obra de mis manos; levántate, mi efigie, tú que has sido creado a imagen mía. Levántate, salgamos de aquí; porque tú en mí y yo en ti somos una sola cosa.

Por ti, yo, tu Dios, me he hecho hijo tuyo; por ti, siendo Señor, asumí tu misma apariencia de esclavo; por ti, yo, que estoy por encima de los cielos, vine a la tierra, y aun bajo tierra; por ti, hombre, vine a ser como hombre sin fuerzas, abandonado entre los muertos; por ti, que fuiste expulsado del huerto paradisíaco, fui entregado a los judíos en un huerto y sepultado en un huerto.

Mira los salivazos de mi rostro, que recibí, por ti, para restituirte el primitivo aliento de vida que inspiré en tu rostro. Mira las bofetadas de mis mejillas, que soporté para reformar a imagen mía tu aspecto deteriorado. Mira los azotes de mi espalda, que recibí para quitarte de la espalda el peso de tus pecados. Mira mis manos, fuertemente sujetas con clavos en el árbol de la cruz, por ti, que en otro tiempo extendiste funestamente una de tus manos hacia el árbol prohibido.

Me dormí en la cruz, y la lanza penetró en mi costado, por ti, de cuyo costado salió Eva, mientras dormías allá en el paraíso. Mi costado ha curado el dolor del tuyo. Mi sueño te sacará del sueño de la muerte. Mi lanza ha reprimido la espada de fuego que se alzaba contra ti.

Levántate, vayámonos de aquí. El enemigo te hizo salir del paraíso; yo, en cambio, te coloco no ya en el paraíso, sino en el trono celestial. Te prohibí comer del simbólico árbol de la vida; mas he aquí que yo, que soy la vida, estoy unido a ti. Puse a los ángeles a tu servicio, para que te guardaran; ahora hago que te adoren en calidad de Dios.

Tienes preparado un trono de querubines, están dispuestos los mensajeros, construido el tálamo, preparado el banquete, adornados los eternos tabernáculos y mansiones, a tu disposición el tesoro de todos los bienes, y preparado desde toda la eternidad el reino de los cielos.»

RESPONSORIO

R. ¡Se fue nuestro Pastor, la fuente de agua viva! A su paso el sol se oscureció. Hoy fue por él capturado el que tenía cautivo al primer hombre. * Hoy nuestro Salvador rompió las puertas y cerrojos de la muerte.
V. Demolió las prisiones del abismo y destrozó el poder del enemigo.
R. Hoy nuestro Salvador rompió las puertas y cerrojos de la muerte.

ORACIÓN.

OREMOS,
Dios todopoderoso, cuyo Unigénito descendió al lugar de los muertos y salió victorioso del sepulcro, te pedimos que concedas a todos tus fieles, sepultados con Cristo por el bautismo, resucitar también con él a la vida eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.
Amén

CONCLUSIÓN

V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.


video
Quiero compartir con ustedes, el camino necesario para llegar a la Ermita de la Reina de la Paz, donde celebramos la Eucaristía este Jueves Santo. Allí viven dos hermanos ermitaños de la Comunidad Ecuménica de "El Arca"

video



video


video


video

¡¡FELICES PASCUAS!!

1 comentario:

  1. PADRE LUIS. FELICES PASCUAS!!!!!!!!PARA USTED TAMBIEN, QUE LINDO ES RECIBIR ESTE SALUDO TAN ESPECIAL, GLORIA A DIOS POR TODO LO LINDO QUE NOS REGALA DIA A DIA CON SUS MENSAJES, CUANTA BENDICION NOS REGALA DIOS CADA MINUTO DE NUESTROS DIAS AQUI EN LA TIERRA, DIARIAMENTE ENTRO EN EL BLOGS PARA LEER LO QUE DIOS ME QUIERE ENSEÑAR, PADRE ESTA EN MIS ORACIONES, QUE EL ESPERITU SANTO SIEMBRE CADA DIA MAS CAMPOS Y LA COSECHA SEA MAS FRUTIFERA QUE LA QUE NOS REGALA EN CADA LECTURA.
    QUIERO TAMBIEN CONTARLE QUE IMPRIMI TODAS SUS ORACIONES PARA HACERLAS CON MAS TRANQUILIDAD Y COMPARTIR CON HERMANOS QUE QUIEREN ESTAR MAS CERCA DE DIOS. Y CADA VEZ QUE LEO LAS LECTURA Y SIENTO QUE DIOS ME HABLA HAGO LO MISMO.
    QUE BELLISIMO LOS VIDEOS, CUAN GRANDE ES NUESTRO SEÑOR, CUANTAS COSAS QUE NO CONOCEMOS Y PODEMOS APRECIAR Y APLAUDIR LAS OBRAS DEL PODEROSO DIOS.-
    PADRE RUEGO A DIOS Y A LA VIRGEN MARIA QUE LO ABRACEN FUERTE Y SIEMPRE LO PROTEJAN A USTED Y BENDIGAN A TODOS SUS SERES QUERIDOS.-
    Y QUE PONGA ABUNDANTE LUZ EN TODOS LOS QUE YA HAN PARTIDO.GRACIAS POR ESAS DOS PALABRAS QUE REPERCUTEN EN MI CORAZON CON MUCHISIMA EMOCION, GRACIAS POR NO DEJARME AFUERA, PARECEERIA QUE ME LO DIJO A MI, GLORIA A DIOS, BENDICIONES PADRE LUIS.-

    ResponderEliminar